Dehesa Boyal: un SPA para ir con niños en Madrid

Spread the love

En este post os voy a contar uno de nuestros planes favoritos con un nuestros hijos. Se trata de el complejo deportivo Dehesa Boyal: un SPA para ir con niños en Madrid, concretamente en San Sebastián de los Reyes.

Si quieres pasar un buen rato a remojo con los niños, aquí encuentras desde piscinas con chorros y ríos rápidos hasta un gran tobogán de varios pisos.

La Dehesa Boyal es una dehesa al norte de la zona urbana de San Sebastián de los Reyes y forma parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Además de caminos para ciclistas y paseantes, zonas de picnic e infantiles, es donde se encuentra el polideportivo municipal.

Este polideportivo tiene unas piscinas cubiertas que son una maravilla.

A la zona a la que se puede entrar con niños, no es el SPA propiamente dicho, pues el polideportivo también tiene uno para adultos, pero no echarás prácticamente nada en falta en las piscinas cubiertas (quizá la sauna o baño turco)

La entrada para no empadronados ronda los 8€ para adultos, los 4€ para niños desde 4 años y es gratuita para los menores de esa edad.

Puedes estar todo el tiempo que quieras. Eso sí, si quieres salir a comer y después volver a entrar, sólo puedes hacerlo si lo haces en la cafetería del polideportivo, que además tiene vistas a las piscinas.

Es obligatorio el gorro de baño, incluso para los bebés.

Nosotros hemos ya bastantes veces, y a los niños les encanta. No solemos estar más de una hora y media o dos horas.

Tienen vestuarios femeninos, masculinos y familiares (en las horas punta hay que esperar bastante tiempo para poder entrar en éstos últimos). También hay taquillas, pero tendréis que llevar vuestros propios candados. No os preocupéis, que si os falta alguna cosa, os la venden allí mismo.

Una vez sales de los vestuarios a las piscinas, la primera piscina que te encuentras es la infantil. Es una piscina que cubre poquito y tiene una seta que suelta agua cuando presionas un botón. A veces hemos encontrado que esta piscina está un poco más fría que el resto, pero otras veces no.

piscina infantil de la Dehesa Boyal

Una vez sales de los vestuarios a las piscinas, la primera piscina que te encuentras es la infantil (aunque los niños pueden acceder a todas). Es una piscina que cubre poquito y tiene una seta que suelta agua cuando presionas un botón. A veces hemos encontrado que esta piscina está un poco más fría que el resto, pero otras veces no.

piscinas de natación y recreativa de la dehesa boyal

Junto a esta piscina infantil también está el vaso de enseñanza y un gran vaso recreativo con dos jacuzzis y algunos chorros. Por nuestra experiencia, aquí es donde el agua está algo más fría que en los otros vasos, pero sigue estando a una temperatura buenísima.

Pero donde realmente nuestros hijos disfrutan, es en los vasos más interiores, a los que se llega atravesando una puerta.

Ahí podéis encontrar un vaso de relajación con chorros y camas de agua, otro vaso de cañones, el río rápido (un circuito con corriente de agua al que es fácil entrar pero no tan fácil salir) y el gran tobogán de más de 80 metros de recorrido al que se puede acceder desde que miden 1,20m.

Nosotros vamos con ellos desde que tienen 6 o 7 meses, y lo hacemos durante el invierno de forma habitual. Primero, para que se diviertan, y segundo, para que no pierdan el contacto con la piscina durante el invierno.

Para terminar el post Dehesa Boyal: un SPA para ir con niños en Madrid, os dejo un video de las instalaciones.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *